Entrada vigésimo séptima (San José, Páter Putativus)

Aclaración para evitar la típica gracia o malentendidos con lo de putativus aquí

"RAPEROS VERSUS PAYADORES"

He aquí una dignísima de ver humillación (HVMILLATIO, para la Elite) y tremendo repaso de un payador (un cantante de versos improvisados argentino, el equivalente a los trovadores provenzales y sus herederos, los troveros murcianos) ante unos raperillos, que sólo se defienden con gñé e insultos. Uno de ellos es un tal "Frescolate", ganador a nivel en el tema, que resulta ser un abyecto homúnculo.



¿Para cuándo un encuentro "raperos VS troveros" aquí en el Sureste? Quizá en Argentina esté más promocionado, ya que es algo de nivel nacional -mientras que los troveros sólo son propios de este país murciano (más las Alpujarras y ciertas zonas de Almería y Córdoba que no entran en esta demarcación), que en contrapartida tiene mucha menos conciencia y arbullo de su idiosincrasia "nacional"-, pero también hay aquí troveros más o menos jóvenes, yo ya conozco en persona por lo menos tres,   y muy buenos (consultar cuenta de Lolercóptero), y al menos otros cinco más he visto que no superan los 30 años.

Muy buenas tardes.



EDICIÓN:

Bien, lo anterior lo había escrito sin escarcullar demasiado bien sobre si había algo de "troveros VS raperos". Y lo hay, en efecto. Un solo vídeo.

Pero lo impresionante es que el vídeo esta grabado en este mismísimo pueblo, en la Plaza del Teatro Guerra, también es casualidad, copón. O quizá no tanta, porque lo cierto es que la Comarca de Lorca es bastante pródiga en troveros. 



En este caso, queda ganando el rapero, sin prescindir, claro está, de los convulsivos e impetuosos ademanes y demás faltas de respeto y burdas descalificaciones personales, dando énfasis a los gestos y a la falacia ad hominem por encima de al ingenio y la acutísima y fina sorna y la estética musical, como es inherente a su estilo, sobre todo en estas competiciones. Los dos troveros son hombres entrados en años que se quedan en su territorio y tienen mucha menos gana de bregar al nivel del zagalucho que pudiera tenerlo el payador argentino. En fin, el rap no se hizo para enfrentarse a caballeros mayores de estos, se debe tener también la perspectiva de en qué contexto nació y se sigue utilizando.

Lo realmente lamentable es que encuentre que llaman a los raperos "troveros del futuro" (Manuel Mateo, el cantante de Lombarda, aquí). Qué lástima que el talento de los improvisadores se desperdicie en esa forma de moverse y "cantar" forastera y a veces un tanto barriobajera (no es que no haya ocasiones en que los troveoros se piquen, pero no oirás a ninguno soltar un "hijo de puta", palabras soeces, etcétera), ajena por completo a nuestros raijos. También, como señalan en un blog de un paisano mío que se ve que ya comentó sobre este vídeo no demasiado conocido hace cosa de un año, se abomina la falta de educación de que en este enfrentamiento hace gala este muchacho, mareando a los viejos con el azogue de sus movimientos esjalichaos.

Muy buenas tardes de nuevo.


PDbis: por evitar en este post el hecho, impropio de mi persona y estilo, de dedicarlo exclusivamente a una temática, sin concatenarla con otro asunto que no tenga nada que ver en absoluto, voy a dedicar este último apéndice a una brevísima reseña literaria, no pretendiendo en absoluto imitar, con mi limitadísima afición lectora, el blog de mi samideano Herenvardo.


Lo último que leí, rebuscando en las lejas de mi casa algo de literatura se saliera de lo que actualmente predomina en las librerías de mi casa (libros espirituales de mi padre y de crianza o lactancia materna de mi madre), encontré el libro cuya ilustración acompaña estos párrafos, que gozaba de una buena referencia paternal. La sinapsis se puede hallar en hinternec y, en lo tocante a mi opinión, me limitaré a darle un aprobado con recomendación. No es que me pareciera la bomba, pero es un buen libro (ya dije que no pretendía emular las constructivas críticas sobre lecturas del blog antes hipervinculado).


En fin, la próxima lecturilla que me espera ahora es la maravillosa obra de Kendall, ya citada aquí (no la de la imagen, sino la edición siguiente a ésa, de un elegante y lustroso color negro), que me contempla mientras escribo estas líneas desde la mesa del ordenador con impotencia y desesperanza. Su estudio es incompatible con escribir tochacos de estos y culturizarme vagabundeando por la Red, qué le vamos a hacer (sobre todo si hacen documentales tan interesantes con esa barbaridad de duración (me refiero a unos sobre la economía mundial que probablemente dejaré decorando esto más adelante)).

Muy buenas tardes por tercera vez (veremos si se cumple el dicho).

1 comentario:

dayer dijo...

Hola! Muchas gracias por tus comentarios en tu blog, da gusto encontrarse con gente con costumbres de bien.
Lo de los troveros contra los raperos ya ves, el trovero hace crítica con elegancia y picardía fruto del ingenio de su mente, mientras que para el rapero es imprescindible caer en la vulgaridad y por supuesto gesticular con las manos.
Le faltaron a esos troveros tener detrás a unos abuelos con los «gallaos» levantándolo en lo alto para hacerle contra a las manos de los socios de los raperos xD.

Un saludo!

Planas qu'angunos fiajes me s'apetece 'esfisar