Entrada vigésimo octava (Santos Filemón y Domnino, mártires)




THE MONEY MASTERS / LOS AMOS DEL DINERO: De cómo los banqueros internacionales se hicieron con el control de América (y el Mundo).

Bueno,  he aquí la primera reseña del ciclo de documentales que estoy devorando últimamente.

Se trata de un documental NO DE FICCIÓN capaz de cambiar la vida o, cuanto menos, el modo de pensar de quien lo ve para el resto de su vida. Al contrario que Zeitgeist y su continuación Zeitgeist Addendum, la verdad es que tiene un aspecto totalmente científico y nada conspiranoico, ciertamente mucho más creíble y al parecer mucho menos refutable que aquéllos dos, pues se basa en análisis económicos a lo largo de la historia, de importantes economistas, presidentes y altos cargos de Europa y de los Estados Unidos e incluso de insignes "bánksters", como llama a los cambistas y especuladores que nos gobiernan. Todo ello abundantísimo y respaldado por abundantes referencias al remate de la grabación.

Cada una de las partes del vídeo dura una hora y tres cuartos, con poca ilustración, principalmente es charla. Es por ello que quizá convenga ir viéndolo poco a poco, también para ir asimilándolo y, si le apetece a uno, contrastando algunos de los datos que van soltando buscando más información en internet. Fue rodado en 1996, y se ve que hasta hace bien poco no estaba en internet, y hasta hace aún menos, subtitulado en español. Yo lo he encontrado porque se linka en los vídeos de YTB de Zeitgeist Addendum*, también muy recomendable, pero me atrevería a decir que éste lo es incluso más que las obras de Zeitgeist. Aparte de por su cientificidad, tiene un tremendo valor por el hecho de estar rodado en 1996 y decir claramente cosas como lo siguiente:

ESTÁ POR LLEGAR UNA CRISIS ECONÓMICA A NIVEL MUNDIAL

que servirá, como bien podrá ir escuchando el que vea los vídeos, para concentrar más y más el poder de los maléficos seres anónimos que nos gobiernan, p. ej. la familia Rothschild, cuya historia explica con pelos y señales. En el S. XIX esta familia de judíos alemanes asentados por Europa y Norteamérica controlaba nada menos que -asegura el vídeo- el 50% de la riqueza mundial y controlaban los bancos centrales más importantes de Europa, y, pese a que desde entonces cada vez se dan menos a conocer e intentan pasar lo más desapercibidos posible, se afirma que no hay indicio alguno de que, como ellos pretenden hacer creer, estén en decadencia y su poder haya disminuido, sino que en buena lógica, sería más bien lo contrario. A Mayer Amschel Rothschild pertenece la siguiente declaración: "permitidme controlar y fabricar el dinero de una nación y ya no importará quién la gobierne".

En fin, el documental nos señala cómo a lo largo de la historia se ha repetido una y otra vez que los "money changers" (cambistas, herederos de los Usureros medievales, los que echó Jesucristo del Templo y los "goldsmiths" acuñadores de monedas) han bregado por hacerse con el control pasando por encima de población y gobierno, mediante toda clase de ardides, acumulando más y más poder por medio del control de la economía. Por ejemplo, cita el caso de Julio César, que obtuvo poder privando de control a los acuñadores de monedas del Imperio Romano, y librando la moneda imperial de deuda, gobernó una época en que el dinero era abundante, la población próspera y se construyeron tantos monumentos que aún hoy en día nos impresionan. Sin embargo, estos heroicos personajes que a lo largo de la historia han luchado contra los bancos para gobernar no sólo de boquilla, sino también en la práctica (pues, como dijo la cita anterior, es por medio de la economía con lo que se puede gobernar un país) han acabado asesinados, ya sea a los meses o a los años, y cita al menos seis casos históricos contrastados. 

Se demuestra, en definitiva, cómo hoy nos encarruchamos hacia un gobierno mundial. La victoria hoy en día es de los banqueros, y todos podemos ver cómo la angustia crece, las deudas -tanto nacionales como de empresas y particulares- aumentan y aumentan, nuestro poder adquisitivo decrece. La culpa no sólo de los bancos que han ejecutado las artimañas necesarias para que esto suceda (como bien señaló Leopoldo Abadía, con el que he intentado ponerme en contacto -supongo que sin éxito- para que conozca este documental) sino de un poder mayor, superior al comunismo, el capitalismo o cualquier forma política que hayamos tenido (los controla a ambos), el monetarismo. Consiste en la acaparación progresiva de más y más poder por una élite oculta, que mediante el control de los bancos centrales y la emisión de moneda en el mundo, valiéndose en el expolio y explotación de los recursos que hagan falta, humanos o materiales. La clase media, como estamos viendo, se aproxima a una pérdida cada vez mayor de su poder, si es que alguna vez tuvo alguno, y las diferencias entre ricos y pobres, como todas las estadísticas a disposición publica indica, se agravan a marchas forzadas. Se basa también en el timo piramidal que supone el actual sistema de préstamos, en que los bancos crean de la nada -sin ningún control gubernamental, pues todas esas instituciones están en manos privadas- el dinero que les conviene, restringen o crean a su voluntad la disponibilidad de "currency" -dinero en metálico, no dinero de mentira- y legalmente pueden hacer lo que a cualquier mortal se le consideraría un delito, prestar hasta un 90% más del dinero que realmente tienen (lo explica con pelos y señales en el documental).



La actual crisis es algo planificado que ya se ha padecido varias veces en la historia, pero, puesto que nunca fue tan grandísimo el poder de los banqueros, nunca había ocurrido a una escala tan grande, una escala planetaria. La desesperación y la escasez (principal arma para enriquecerse de los que controlan nuestro dinero) que esta crisis produce, según podemos deducir claramente de cuanto dice el documental (que, repito, no es en absoluto ficción ni locuras conspiranoicas, está apoyado en datos y declaraciones completamente verídicos pero, que por no interesar al sistema, son poco conocidas; las conocemos gracias a la labor investigadora de los loables productores de este documental) tiene por objetivo lo mismísimo de siempre: manejar al antojo de intereses privados el estado de ánimo y la opinión pública, aprovechar su miseria y radicalización para concentrar aún más bienes básicos para la vida en manos de los Usureros (de momento, son los bancos quienes se están haciendo con tantos bienes) y permitir, con el paso del tiempo (quizá no demasiado) que nos encaminemos hacia un GOBIERNO MUNDIAL.

Desde el siglo XIX (los bancos centrales remontan sus orígenes a hace dos siglos) una inmensa parte de la riqueza económica del Mundo está en pocas manos, y cada vez concentrándose más, según se dilucidan abundantes hechos históricos, unos más conocidos y otros -los más- ocultos. Así pues, con la creación de bancos centrales y poderes cada vez más extensos y lejanos de cualquier ciudadano (ejemplos: la CEE y la Unión Europea, la OTAN, el FMI, la OMS, la FAO, etc, etc, etc) y la globalización (ignoro si la globalización cultural, aparte de la económica, servirá también para este propósito, pero es fácil imaginar que sí) están haciendo depender nuestras vidas, a altísimos niveles de importancia -tan básico y vital como la economía, la supervivencia diaria, ya lo estamos viendo con la abrumadora cantidad de españoles condenados de por vida con hipotecas monstruosas y con paro- de gente que no conocemos. De intereses que hoy se ubican en Bruselas o Nueva York, ¿¿es realmente sensato delegar necesidades tan imprescindibles para cualquier mortal en Dios sabe quién?? Pues bien, no es muy difícil prever, como señalaba el documental de Zeitgeist, que con el tiempo, y por medio de crisis, escaseces y necesidades que dejen a la gente ansiosa por apoyar cualquier reforma que crean que puede aliviarles, incluso renunciando a sus derechos personales tan duramente conseguidos por nuestros ancestros (ya se está viendo hoy), el Mundo se encamine hacia un gobierno Mundial. En Europa ha sido el Euro (la película esta, en 1996, advierte: prevénganse de la imposición de monedas regionales, y ya hemos visto, todo el mundo ha podido darse cuenta muy bien, de lo mucho que ha beneficiado la llegada de los Eypos a nuestro poder adquisitivo. La gente observa los síntomas, pero están muy lejos de saber las causas, y en eso reside el valor inestimable de este viejo documental), en Norteamérica cada vez más rumores -o clamores- advierten de que llegará el Amero  y, según el primer documental de Zeitgeist, así mismo se hará en el resto de continentes, llegando finalmente a una unión entre esas partes -con el fin de asegurar la paz- y una dictadura planetaria.

Algo importante al ver este documental con cierto criterio es ir contrastando lo sucedido en Estados Unidos, público a quien patrióticamente se dirige la grabación, con lo que pasa en España. Aquí, por supuesto, también tenemos nuestro Banco Central, institución antigua y prestigiosa, pero ¿en manos de quién está? En el documental habla extensamente sobre las guerras de allí y las depresiones, pero no hace falta mucha imaginación, ni mirar mucho en internet, para ver qué implicaciones tuvo el aspecto monetario en, por ejemplo, la Guerra Civil Española. Se conoce que sin financiación no hay guerra alguna, y las guerras son, como ahí dicen, un medio de generar deuda -riqueza, para los prestamistas-  insuperabilísimo. Además de eso, se reproducen las palabras de un premio Nóbel de Economía que asegura que no conoce guerra ni crisis alguna detrás de la cual no hayan estado intereses monetarios egoístas. Una ligera idea del asunto nos lo puede dar leer este artículo de la Wikipedia sobre el caso aquel del oro de Moscú. Obsérvense las tremendas similitudes entre este caso y los otros sucesos americanos que el documental relata: el requisar el Estado todo el oro y encaminarlo a otros países, a intereses económicos forasteros.

En fin, hay muchísimo de hablar sobre este documental, que como digo ha salido a la luz hace poquico y todavía no cuenta ni con un ápice de la difusión que por su valor divulgativo merecería. Sin embargo, temo que mi entrada supere en longitud al abundantísimo texto del documental, y además ya va siendo hora de rellenar la panza con los alimentos que aún por estas fechas esta familia dependiente de la cuasi-quebrados e insostenibles fondos públicos de la Seguridad Social y los Sistemas Sanitarios puede permitirse. Intentaré irlo pasando a aquellos que considere intelectualmente preparados para asimilarlo -y con la paciencia y el interés suficiente por el tema, pues alguna gente no comprende o "pasa" de comprender lo tremendamente importante que es para la vida de cualquier individuo lo que L0s Amos del Dinero explica.

Parte uno:



Parte dos:



Deseando que la mayor parte posible de contactamen vea con atención e interés estas grabaciones, me despido cordialmente hasta otro día.


PD: Cómo no recomendar también el documental de 

ZEITGEIST ADDENDUM




Muy bonita y adornada, a pesar de que aparenta ser bastante más fantasioso que este, y esta opinión también se basa en las sólidas contraargumentaciones que aparecieron para derrumbar numerosos puntos de la primera película de Zeitgeist. Destacar como punto negativo la horterez de las construcciones del Proyecto Venus (SECTA) y algunas implicaciones espitirualoides que tiene que no huelen demasiado bien. Sin embargo, al final de la película hay una parte especialmente valiosa, donde se enumera una serie de recomendaciones básicas para evitar estar a merced del corrupto sistema que nos gobierna y tener la mínima relación con él. A continuación, y para rematar, paso a reproducirlos, no sin antes comentar que son bastante fáciles de deducir, e incluso puedo vanagloriarme de que hace tiempo que ya los tengo presentes, por otro tipo de literatura -concerniente a la Permacultura, el ecologismo y tal- desde hace ya unos añicos.

1.) Exponer el timo financiero. En este aspecto, enumera los tres principales bancos norteamericanos al servicio de la Reserva Federal, el equivalente al Banco de España, y sugiere su completo boicot, abandonarlos y traspasar las cuentas que haya en ellos a otros sitios, incluso dejar de trabajar para ellos, si se está haciendo. Supongo que aquí podríamos aplicarlo con los principales bancos, BBVA, Santander, etc.

2. Apagar la televisión y sus noticias. Utilizar sitios alternativos de información en la red, que todavía, gracias a Dios, puede servir para mantener cierta libertad de expresión en nuestra tierra ("Debemos proteger al internet porque es nuestro salvador en este momento", dice). Idolido, que me parta un rayo si no llevamos ya años aquí aborreciendo las "noticias" (que por cada verdadera "noticia" (y sin duda estará manipulada y no será contrario a los intereses de los propietarios de la cadena, o con el directo interés de mantener alienada a la población y manipular su opinión, como con el caso de la zagala sevillana muerta) hay tres carros de propaganda (de música, de productos, de "moda"... innumerables), uno de anuncios sin encubrir y otros dos de imbecilidades para entretener a los imbéciles. Por ejemplo: borricos aficionados al deporte, niños jugando en el día del padre, etc. Cualquier estupidez para mantener a la masa embobada, a la usanza estadounidense. Aparte de las páginas alternativas -véase webs ecologistas (como mi favorita, Almediam) y numerosos blogs, también se puede recurrir a los periódicos, pues, aunque también están todos comprados, permiten leer mejor entre líneas y sacar algunos datos adecuados para hacerse uno mismo una idea del devenir de acontecimientos y el estado del país más cercana a la realidad.

3. Rechazar definitivamente el ejército. Yo desde siempre tengo claro que antes de participar en esa panda de tarugos (con honrosas excepciones que me lo comentan desde dentro, dígase Kenpo) animalizados educados para servir por medio de la sangre a intereses privados completamente ajenos a los de la Patria y el común de los mortales (dentro de poco empezaremos a ver incluso cómo sirve para aplastar las manifestaciones dentro de nuestra misma nación), aunque sea forzosamente, prefiero irme a otro país o a la misma cárcel (que Dios me ayude a mantener esta posición el día en que me sea necesario). Habla de la gran desmotivación y tendencia al suicidio y a la indigencia de los veteranos norteamericanos.

4. No apoyar compañías energéticas. Al mismo hilo de lo que defiende la permacultura de vivir lo más armoniosamente posible con la naturaleza y de autoabastecernos lo máximo que podamos (algo que defiende el ecologismo más verdadero, la producción ecológica local y sostenible, vamos, los Huertos Familiares). Recomienda que dependamos lo menos posible de las compañías energéticas, autoabasteciéndonos también en ese aspecto y utilizando el coche más pequeño posible, a poder ser, híbrido. Hoy en día hay, en efecto, medios para que cualquiera (que viva en una casa, porque en un bloquezajo de estos va a ser chungo) pueda instalarse un aparataje de producción eléctrica y no sólo no depender de la red, sino además ganar dinero creando excedentes que la red eléctrica está obligada a comprar por ley. Sin embargo, veo chungo que esté hoy al alcance de mucha gente, por no vivir en casas la mayoría y sobre todo por la necesidad mayoritaria de entramparse en un préstamo para pagar los cacharros, máxime si se quiere mantener el gasto energético que se llevaba hasta entonces.

5. Rechazar el sistema político. "La ilusión de la democracia insulta el intelecto. En un sistema monetario no hay democracia y nunca la hubo. Hay dos partidos políticos que son propiedad de los lobbies corporativos. Los políticos son puestos por las corporaciones y su popularidad es construida con sus medios. En un sistema inherentemente corrupto, un cambio periódico de personaje no tiene efecto. En vez de pretender que el juego político vale la pena, gaste su energía para trascender ese sistema fallido". Creo que después de esta transcripción textual de Zeitgeist Addendum, no queda más que añadir en este punto, increíblemente acertado tanto en los Estados Unidos como aquí o en cualquier otro país. ¡¡No merece la pena apoyar ni al PP, ni al PSOE ni a su puta madre, ni siquiera al Comunismo, todos los sistemas políticos dependen para su financiación de bancos privadas (dígase Caja Madrid, La Caixa, BBVA, Santander...) y, si son ellos quienes les pagan, cómo no van a servir a sus intereses privados estos partidos? Esto es el abecé, que mucha más gente de lo que parece ya tenemos clara: los políticos son monigotes, el sistema es mentira, en la democracia no gobierna el demos, ¿quién cree que los políticos sirven a los intereses de los ciudadanos? Pero es que es más, ¡no desperdiciemos energías apoyando a los partiduchos! A nivel local quizá hagan algo, pero quien más y quien menos, no rechaza un sobornillo pa recalificar los terrenos, y al honrado que sí lo hacen, tardan en largarlo. Pura pantomima todo para ocultar a la gente quién tiene realmente el poder, quien lo ha tenido siempre, y si Dios no lo evita, siempre lo tendrá: quienes tienen el dinero. No el pueblo.

6. Unirse al movimiento. www.thezeitgeistmovement.com
Bueno, yo no me voy a afiliar, porque, pese a que estoy de acuerdo con muchas cosas que dice y me parecen bastante útiles e informativas (sobre todo si sirven para animar a la gente a buscar información por sí misma y pensaru na mieja) la verdad es que el "movimiento Zeitgeist" se da un aire a alguna que otra secta, y eso echa una poca de tufillo. 

Aquí iba a añadir yo otro punto, el de "no pedir hipotecas", porque resulta obvio que es por medio de la deuda por la que los bancos controlan a la población, y es por los alegres créditos descontrolados y usureros este país y otros tienen a una gigantesca parte de su población hasta las mismísimas cejas, desesperados y sin perspectivas de poder librarse de sus cadenas en el futuro. Pero creo que es innecesario, porque ahora mismo los bancos ya no conceden ninguna, mientras se quedan para sí el dinero público que les regala el gobierno como premio a su pésima gestión y además, no a mucha gente se le ocurre ahora mismo. Ya hubo quien lo advirtió en sus inicios, con un rotundo fracaso, por lo visto.

En fin, ojalá tenga alguno de mis contactos a los que les pasaré esta entrada la buena voluntad, el tiempo y el interés de echarle un ojo a alguno de estos documentales, o a los dos, o a éstos y algunos otros más que ya hay a disposición pública, aunque, sinceramente, lo dudo mucho, mi fe en la humanidad es bastante limitada, como es comprensible.

Saludos cordiales.

2 comentarios:

dayer dijo...

Me lío un montón a veces para saber por donde se le pulsa aquí para poder escribir un comentario, pero he tenido suerte hoy xD.

Yo lo resumiría todo en eso del aborregamiento de las masas, porque así es mucho más fácil manejar que si a cada uno le enseñas que piense y razone de manera autónoma. Es algo así que como lo de que cada vez se deje que más tontos, sin querer faltar al respeto, entren al ejército. Porque al tonto le dices que vaya allí a dar tiros y te va a poner menos pegas que el que pueda empezar a razonar sobre lo que está haciendo y si lo está llevando acabo de la mejor manera jeje.

Un saludo!

Sr. Sabuco AKA Antonio Voyeur AKA Gran M dijo...

Hombre, está claro que el Ejército los requisitos que pide para alistarse no es precisamente tener una gran capacidad de raciocinio. Los soldados los crían para que sean máquinas, porque eso es lo que se requiere para la profesión, hacer lo que te mande tu superior y punto. Así desgraciadamente ocurre en muchísimos oficios y cargos, ya sea de empresas o públicos, pero el de soldado tiene el agravante de que esas órdenes que debes obedecer sin utilizar razonamiento ni criterio propio pueden significar matar personas. Ya me describió un amigo que trabaja en el ejército -en un puesto técnico, no es de los de pegar tiros, afortunadamente- la clase de paisanaje que allí hay: triunfan los más salvajes, analfabetos y bestias.

¡Saludos!

Planas qu'angunos fiajes me s'apetece 'esfisar