Entrada trigésimo segunda, Santa Ana

"Barbero infraser."

Iba yo a pelarme a un barbero que es un tipo digno de conocerse, razón por la cual procedo a darlo a conocer:

Una especie de joven gordaco medio tartamudo. La decoración de su barbería es el Museo de los Horrores, una mezcla de inspiración étnica africana, celta y castiza española, recargado todo barrocamente entre muebles de madera barnizada (brillante) en exceso. En dicho lugar aloja una cacatúa chillona y un perro, y tiene una especie de cuartucho diminuto con una cama y un ordenador donde siempre tiene el mésenyer puesto, o va cambiando la banda sonora del local (mayormente música sudamericana).

Es una especie de niño de 10 años encerrado en un enorme cuerpo de gordo calvo de veintitantos. El andoba tiene una conversación al nivel de los infraseres calorros que integran la mayor parte de su clientela y su círculo de amistades, alardea de ser compadre de los peores y más conocidos gitanos de aquí, y los temas de conversación que más le privan son los coches, las motos, los animales -que no trata demasiado bien, y a menudo va cambiando- y los estrafalarios y carísimos artilugios que se compra para decorar la barbería y enseñárselos a sus clientes (desde una enorme cabeza de madera tallada a mano por africanos a unas tijeras de diseño hortera y alguna joya incrustada que dice que le costaron 1000 euros). El tipo tenía una novia con la que tuvo UN HIJO (
:plas: ) de la que siempre presumía (pues inexplicablemente estaba buena) pero a partir de que la pobre retrasada lo dejó, se dedicaba a gñear a toda la clientela con "en verdad no era guapa, ¿eh? Era fea, sí. GÑÉEEEEEE", últimamente entre cliente y cliente va a su "cuarto secreto" a chatear con otras ligando a un nivel dialéctico perfectamente localizable en el mÿthîcö chat de Terra.

El tipo es una fuente de horror y lol a partes iguales, en verdad debería haber ido apuntando toas las burrerías que ha ido contándome las veces que he ido a pelarme allí, ya que cuando se sale de los temas comunes de fútbol, coches y eso y aporta su opinión sobre temas de actualidad, programas de cotilleo (de los que, claro, es asiduo) y temas más metafísicos, se delata aún más como lo que vulgarmente llaman
un personaje (calificativo estúpido y simplón a más no poder).

Por ejemplo, cierta vez se puso a hablarme de un aparato que tiene su padre, que es médico (lo cual lo sitúa en un lugar en la escala social próximo al de los vendedores de dronja aquí) y en su clínica compró una costosa máquina de 10.000 euros, que según él es capaz de detectar ella solica qué enfermedad o lesión tienes y curártela al instante. TODO, desde un resfriado a un esguince, y en cuestión de unos minutos de aplicación electromagnética. El prócer este me enseñó en su ordenador un colosal PDF de unas 200 páginas en que iba detallando especificaciones técnicas ininteligibles, más bien parecía un plano técnico para la construcción de un cobete espacial, pero no me dio tiempo a leerlo porque lo iba pasando muy rápido pabajo
:lol:

Otra vez se puso el tipo a hablarme de la Biblia, no recuerdo por qué cojones. Me confesó que era su libro de cabecera y se la había releído ya 3 ó 4 veces, y que prácticamente era lo único que leía
:lol: :lol: (me argumentó: si lo ha escrito Dios, ¿qué mejor cosa para leer? Mucho mejor que cualquier otra cosa que hayamos podido escribir nosotros los humanos, que somos inferiores a Él). El tipo se explayó citándome pasajes, y yo, imaginaos, con un jeto de WTF que pa qué. Acabó refiriéndome con múltiples citas bíblicas que los seres humanos existimos desde hace sólo unos 10.000 años, porque él había calculado la línea de descendencia desde Adán y Eva y aproximadamente eso sería lo que han durado las generaciones desde entonces adorosa . Por supuesto, lo acompañó de teorías creacionistas dignas del Pastafarismo, decía que no había pruebas científicas concluyentes de la antigüedad de los fósiles.

Podréis creer que estoy mintiendo como un bellaco o que, cuanto menos, soy retarded y el tipo este se quedaba conmigo como quería, pero os puedo asegurar que NO. Conozco a gente que lo conoce más personalmente y me han confirmado que no, que este tipo es incapaz de quedarse con nadie, que eso sería demasiado para él.

Me lo encontré un buen día saliendo por Lorca -se puede contar con los dedos de la mano las veces que salgo yo por este pueblo concreto- y me vido sentao en una cafetería, yo al lao de una amiga guapa y tal. Cuando iba yo a lo que es la micción, me paró y la conversación fue algo tal que así:

- ¡Hola, chaval!
- Hola, hombre.
- Te he estado observando antes. Ésa es amiga tuya, ¿no?
- Claro, hombre, ¿no ves que está sentá conmigo?
:har: :nase:
- Pues nene, no pierdas la oportunidad, que ésa quiere algo contigo, fijo, te lo digo yo. He visto como te miraba.
- ¿Cómo me miraba? LOL
- Sí, hombre, ésa te miraba
con amor, además, he visto cómo te arrimabas tú a ella y ella a ti [ :lol: ]. ¿Tú no tenías novia, no? Yo creo que esa a ti te pegaría de novia. Échate una novia, hombre, ésa es adecuá pa ti, no pierdas la oportunidá, mira, si fuera yo, ahora mismo le decía de quedar solos, la tienes en el bote, macho, con lo bonica que es, blablaba

Estuvo el tío como DIEZ MINUTOS sin parar de hablar, él solo, en ese plan, y yo O_O. Cuando estuve hasta los güevos y bastante loleado, le dije: oye, que me estoy meando encima. Se hará lo que se pueda, gracias por tus consejos, ¡enga! y salí aprisa. Luego un par de veces lo miré desde mi sitio y el tío guiñándome el ojo insinuándome que la atacara, menudo enfermo mental
meparto .

Para el remate, y aún a riesgo de sobrecargar el hilo, pongo una última anécdota:

Estaba pelándome, y mira el tío pafuera. De repente deja de cortar y se queda como asustao, blanco. Miro yo pafuera a ver lo que es: un par de moros que estaban hablando, apoyaos en su AUDI A4 (comprado a su padre el médico, uno de los de 2000 o por ahí). Me espeta, con la voz baja y como de ira contenida: Oye, ¿tú ves bien lo de que se pongan a rayarte tu coche recién pintao? Con la pasta que me ha costao pintarlo y ¡mira los moros ahí apoyaos! Dios, ¿cómo tienen tan poca vergüenza? Chooo yo no sé cómo tiene tan poca vergüenza la gente, ahí apoyándose en el coche de otros. ¿Tú no lo harías, no?, ¿verdad?, ¿a que no? Porque yo no, es que vamos...

Y así unos cinco minutos hasta que acabó de pelarme. Cuando termina, sin decirme na -antes de yo pagarle- sale disparao pal coche. Andando sacando pecho-panza y con la cabeza empiná, se mete a coger una chaqueta a su coche, y justo cuando saca la cabeza dice, rapidísimo: OYE PERDONA, OS IMPORTA DEJAR DE APOYAROS EN MI COCHE? To alterao y con cara de desquiciado, algo
así pero con los ojos mucho más desorbitados. Los moros, educadamente, se apartan y le piden perdón, éste se vuelve a paso ligero, sin contestarles ni mirarles :lol:

Vamos, soy yo los moros y me cago encima de su audi viejo, LOL. Fue uno de los episodios más patéticos que he visto yo. Qué vergüenza ajena pasé yo, hasta mi madre se puso colorá cuando se lo comenté
:lol:

Y fin. Ya no voy a este barbero, no por todas estas anécdotas, sino porque le dije que no me cortara el pelo muy corto y así lo hizo.

2 comentarios:

Morkai dijo...

Esta gente existe?

Y yo que pensaba que todos los locos los teníamos en Benimaclet...

Sr. Sabuco dijo...

Hahaha Levante somos todos, al fin y al cabo.

Planas qu'angunos fiajes me s'apetece 'esfisar